Se recomienda una resolución de pantalla de 800 x 600 ip visitante: 54.166.31.252
 
Ud. esta en la sección : Directorio Principal |Biblioteca| Biblioteca
Los niños zurdos y el aprendizaje primario
 
 
Documento sin título

Los niños zurdos y el aprendizaje primario

Ser zurdo no constituye ningún problema en sí mismo, ni debe ser sinónimo de torpeza o anormalidad. Viejas creencias y nuevas corrientes educativas y psicológicas sobre una característica que supo ser malentendida.

¿Por qué algunas personas son zurdas?

La realidad de este asunto es contraria a la arraigada idea de creer que el niño aprende a usar la mano derecha o izquierda, dependiendo de las instrucciones que reciba.

Ser zurdo es una condición, se es zurdo de nacimiento, esto no es algo bueno o malo.

Es una característica más del ser humano que existe por la disposición que tiene nuestro cerebro, en el que hay dos hemisferios: el derecho; que dirige los movimientos del lado izquierdo de nuestro cuerpo y el hemisferio izquierdo, que rige los movimientos del lado derecho. (Esto se llama lateralidad cruzada), porque cada hemisferio cerebral controla la parte opuesta del cuerpo.

La parte izquierda de nuestro cerebro suele ser la dominante, es el caso de las personas que utilizan la derecha.

Los zurdos son la excepción de la regla, pues aquí la situación es la contraria: domina el hemisferio derecho y, en consecuencia, el lado izquierdo.

Es errado creer que a través de la imposición de los padres, el niño aprenderá a usar su mano derecha o izquierda, ya que, aunque aprenda a escribir con la mano derecha, tendrá dominancia en su lado izquierdo para otras actividades relacionadas.

Reeducar a un zurdo a usar la derecha, es forzar las funciones de ambos hemisferios a que se inviertan, produciéndose como consecuencia una serie de inconvenientes, entre los que están las dificultades espaciales, la falta de concentración y trastornos en el habla. 

¿Son torpes los chicos zurdos?

Adjudicar a los zurdos la condición de torpeza, es común cuando se ignoran los obstáculos que una sociedad diseñada y pensada para diestros, genera a los pocos zurdos que viven en un mundo lleno de "tijeras, guitarras, pupitres, ...... entre muchos otros objetos y disposiciones " que favorecen al diestro.

La torpeza es común pero no en la condición de zurdo, sino en los zurdos reeducados para usar o escribir con su mano derecha (zurdos contrariados). Sucederá igual con un diestro que se le obligue a usar la zurda, perderá habilidad.

Si un zurdo nos parece torpe, se debe sin duda, a que los elementos, están contra él: los abrelatas, las máquinas de coser, las herramientas, los cuchillos. 

¿Qué hacer como padres y maestros?

Para ayudar a un niño zurdo a incorporarse sin ningún inconveniente a su entorno, es recomendable seguir estos consejos:

  • Observar con detenimiento al niño cuando pinta, cuando se lava los dientes o hace algún otro movimiento que requiera fuerza.
  • En la mayoría de los casos ser zurdo no se refiere solamente a la mano, sino que a menudo abarca también la pierna izquierda, el ojo izquierdo, el oído izquierdo.
  • A partir de los tres años es cuando se puede afirmar con cierta seguridad que un niño es zurdo.
  • Hay que acostumbrarlos, poco a poco, a enfrentarse con los quehaceres diarios siempre pensados para diestros (por ejemplo, proveerles tijeras para zurdos, enseñarles adecuadamente a amarrarse los cordones de los zapatos).
  • En el aula deben ubicarse a la izquierda, de manera que su mano tenga libertad de movimientos y no tropiecen con sus compañeros al escribir.
  • Procurar que la luz venga siempre de la derecha para evitar la sombra del brazo izquierdo.
  • Cuando haya superado las primeras dificultades, con el debido apoyo; el niño lo hará todo bien y, por sobre todo, con su mano izquierda

TIPOS DE ZURDOS

L a programación cerebral de los zurdos no es uniforme como ocurre con los diestros si no que hay variadas y diferentes cartografías cerebrales entre los zurdos que a su vez originan diferentes tipos,

  • HOMOGÉNEOS
  • HETEROGÉNEOS
  • INCONSISTENTES 
  • AMBIDIESTROS

Además la práctica ha llevado a distinguir una lateralidad gráfica y otra usual.

Tal vez existan más tipos, pero no se encuentran confirmados.

ANÁLISIS

El hecho de saber que una escritura procede de un zurdo no debería interferir en las interpretaciones del Grafólogo pero si enriquecerlas, pues incluso por encima de una posible torpeza o de una disgrafía, permanece la expresión auténtica de la escritura manifestada en otros distintos géneros Grafológicos.

El que escribe es el cerebro y la mano sólo un medio para expresarlo. Por lo tanto no deberían existir diferencias entre la escritura de los zurdos y los diestros.

Sin embargo, hay factores como los anteriormente mencionados que la condicionan y mucho.

La línea de avance de izquierda a derecha evitando su propio cuerpo obliga al escribiente a adoptar posturas y formas gráficas especiales para superarlo – mano invertida y mano no invertida.

Y si sabemos que en cada posición puede utilizar diferentes sistemas neuronales “mente – mano, oculo - manual”, que influyen directamente en la calidad final de la escritura, llegamos a la conclusión que la posición de la hoja, el útil de escribir y la misma postura corporal del sujeto son importantes para la evaluación.

Es conveniente y necesario que para evaluar un escrito de un sujeto zurdo se le realizara la prueba frente al Grafólogo, además, considerando que los zurdos utilizan más la parte derecha del cerebro que es más creativa y aporta peculiaridades mentales en la citada pieza escritural.

Lo importante es que nunca se contraríe a un niño en su elección de una u otra mano para escribir, ya que podría ser un factor desencadenante de fallas escriturales o motrices.

Pero en caso de ser ambidiestro, es aconsejable alentarlo al uso de la mano derecha a fin de no introducirlo en los problemas de adaptación a un mundo creado para los diestros.

En caso de optar por su mano izquierda , sólo se sugiere corregir las posturas inadecuadas del cuerpo que pudieran generar tensiones musculares y fatiga pronta.

También proponemos como ejercicio para los diestros utilizar su mano izquierda a fin de estimular el hemisferio no dominante.


Pericias Caligráficas 1999-2006 | Todos los derechos reservados |Powered by Cybertechno