Se recomienda una resolución de pantalla de 800 x 600 ip visitante: 54.145.148.103
 
Ud. esta en la sección : Directorio Principal |Biblioteca| Biblioteca
Digitalización de Imagenes
 
 
Documento sin título

Digitalización de Imágenes
Fotografía digital

La incorporación de la fotografía digital como soporte del área pericial de la policía, es de suma importancia en relación con tiempo disponible para obtener y elevar los resultados que arrojen dichas pericias.

El fotógrafo observa en la pantalla de la cámara digital una vez capturada la imagen, evalúa si es necesario repetir las tomas, ya sea por falta de nitidez, luz, encuadre, etc. La ventaja de este sistema sobre el convencional, es que como se encuentra en el lugar del hecho- todavía se está a tiempo de realizar nuevas tomas fotográficas. Por el contrario, con el uso de la cámara convencional, si se observara durante el revelado algún error en las tomas, sería imposible repetir las mismas, debido al lapso de tiempo transcurrido.

Además, la cámara digital permite efectuar una o varias copias en disquete, lo que posibilita la entrega a la autoridad competente de una de ellas, en el mismo momento en que se concluye la pericia fotográfica. Esta circunstancia, permitirá anexar al expediente la copia en disquete obtenido con todo los recaudos legales (rotulados, lacrados, sellados y firmados), imposibilitando con ello adulteraciones.

Edición fotográfica

El principal objetivo de las técnicas de mejora de la imagen es procesar a ésta, de forma que resulte más adecuada que la original para una aplicación específica.

Se denomina edición a toda modificación que se realice sobre un archivo original, mediante el uso de programas específicos de digitalización de imágenes.

Estos cambios no necesariamente responden a objetivos malintencionados; sino que pueden atribuirse a retoques, mejoras, realces, supresiones o selecciones. El buen empleo de estas herramientas en la post producción, muchas veces optimiza el rápido desenvolvimiento del personal policial en sus tareas.

Con el objeto de apreciar alguna de las aplicaciones de la cámara digital, podemos apreciar en la página 3 distintas tomas realizadas sobre diferente instrumental óptico.

La adulteración

En primera instancia es necesario establecer la diferencia entre edición y adulteración.

Tanto los procesos de elaboración como los objetivos a alcanzar son diferentes. Cuando uno realiza la edición de una fotografía digital, ya sea para mejorar la apariencia de la imagen como para realizar efectos que permitan ver detalles importantes que a simple vista no se pueden ver, el proceso que se atraviesa es “abierto”. Esto quiere decir que en la máquina quedan registrados durante un tiempo, los cambios sufridos y su producción se realiza con conocimiento de todas las personas que están en el área, puesto que los objetivos son claros y viables.

Por el contrario cuando se realiza una adulteración –persiguiendo objetivos dudosos- el proceso que se lleva a cabo es “oculto” intentando esconder y eliminar todo rastro que evidencie la manipulación digital.

Para conseguir una adulteración óptima se necesita mucho tiempo y muchos conocimientos técnicos. Profesionales con años de experiencia en el retoque digital de fotografías, necesitan mucho tiempo, para adulterar una fotografía y eliminar todo rastro que genere sospechas.

Metodología para la detección

Existen distintos factores a observar ante la sospecha de una posible adulteración. Dependerá de la habilidad y destreza que tenga el ojo, de la calidad de impresión de la fotografía y de la resolución de la foto digital, la probabilidad de detección.

Los puntos donde debemos centrar nuestra investigación con el fin de detectar adulteraciones son:

· exploración de pixeles: mediante el uso de programas adecuados, puede observarse detenidamente la composición de la imagen, pixel por pixel.

· incidencia de la luz: muchas veces el modo en que incide la luz, su direccionalidad y tipología (luz dura o blanda / artificial o natural) no coinciden exactamente entre los diferentes elementos de la imagen. Puede suceder que la presencia de un agregado haga más visible el antagonismo de la luz.

· contraste: falta de variedad tonal paulatina entre la imagen real y los elementos adicionados hecho que evidencia la adulteración realizada.

· perspectiva: al igual que en el caso anterior, la presencia de un nuevo objeto, puede resaltarse ante la discrepancia de las perspectivas.

· fecha / hora: en el caso de la fotografía digital puede consultarse la concordancia entre la fecha y hora de la pericia y de los archivos. Este punto puede ser modificado con facilidad, pero de todos modos, no hay por qué dejar de tenerlo en cuenta a la hora de sumar elementos que ayuden a resolver la situación.

· secuestro de máquinas: cuando se sospeche de la adulteración de fotografías, se puede proceder al secuestro de los equipos. En ellos es posible encontrar copias de archivos, que hallan sido utilizados (en todo o en parte) para realizar la adulteración.

Reconocimiento de diferentes impresos

La impresión

Es el acto de depositar tinta sobre un soporte, con el fin de reproducir un original una cantidad determinada de veces. Para poder reproducirlo fielmente, se necesita partir de la confección de una matriz especialmente preparada para ello.

Existen distintos sistemas de impresión para cada objeto o material a imprimir. Cada uno de ellos, necesita para su funcionamiento distintas formas de matrices para realizar posteriormente la impresión en volumen, denominada tirada.

Impresiones, tintas y soportes

A simple vista, se pueden observar diferencias notorias entre los distintos sistemas de impresión y los soportes en los cuales se deposita las tintas.

En el sistema de impresión offset, se puede apreciar como los puntos regulares de color de las tres tintas translúcidas –cyan, magenta y amarillo dispuestos con distinta inclinación forman la “roseta citocromática”, reproduciendo así todos los colores necesarios para obtener una fotografía a todo color.

El sistema offset se caracteriza por tener una plancha arrollable delgada de aluminio o cinc (matriz) sin relieve en positivo y ser un sistema de impresión indirecto por no estar en contacto la matriz con el soporte. El sistema se basa en la repulsión entre las tintas grasas y la humedad.

Reproduce: citocromías sobre papeles o alto impacto. También sobre metales como envases de hojalata o aluminio para alimentos, gaseosas, lubricantes, etc.

La impresión a chorro de tinta, trabaja también con este esquema de puntos pero se diferencian uno de otro, por la falta de regularidad de la distancia de los puntos. La aparición de los mismos se da por difusión. Otro punto que diferencia su calidad de impresión es el problema en contacto con el agua. En días de mucha humedad en que el papel absorbe la misma, la imagen impresa empieza a borronearse. Y en caso que una gota cayera sobre la fotografía, se empezaría inmediatamente a correr.

La impresión láser, al igual que la fotocopia láser , dejan una superficie plena de color (no tramada) con un acabado superficial brillante.

Indistintamente del sistema que se utilice, existen en el mercado diversas calidades de soportes, que optimizan el rendimiento de las máquinas impresoras.

El papel obra es de baja calidad y poroso, mientras que el papel ilustración tiene mejor calidad de acabado y viene en dos versiones: brillante y semimate. Las citocromías que se impriman en sistema offset sobre papel ilustración, alcanzarán una óptima calidad de reproducción.

Si en cambio, la impresión se efectuara en impresoras de escritorio son otros los soportes que se pueden utilizar. Además del papel obra convencional, existe una línea fabricada con blanqueadores especiales que optimiza la fijación de la tinta de estas impresoras. También se cuenta con papel de calidad fotográfica, que tiene en su superficie un laminado que en combinación con las tintas, logra un efecto más nítido que sobre otro tipo de papel. Este papel de calidad fotográfica, dista mucho del papel fotográfico que se utiliza para el copiado químico de las fotografías tomadas con las cámaras convencionales (en apariencia y peso).

Reconocimiento de impresos

Cada producto impreso tiene distintas características que a simple vista o con el auxilio de lentes de aumento, evidencia el sistema mediante el cual fue impreso y ayuda a efectuar el correspondiente estudio del soporte.

· chorro de tinta: se observa trama de puntos difusos o geométricos que en contacto con el agua se corren.

· impresión láser: se observa una superficie plana muy brillante, carente de puntos difusos conformando una imagen plena formada por el toner y la alta temperatura.

· fotocopia láser: de similares características a la anterior; su diferencia es la fuente de la cual proviene (copia de original o impreso de archivo)

· tipográfico: se caracterizan por tener una diferencia en la superficie del papel entre la zona impresa y la no impresa, debido al “golpe” que recibe al imprimirse.

· offset: sin relieve. Ampliando una fotografía, se observa la presencia de una roseta citocromática que está formada por la superposición de las tres tramas de las tres tintas transparentes básicas (cyan, magenta y amarillo).

· serigráfico: la capa de tinta depositada en el soporte es sensible al tacto.


Organización del archivo fotográfico

Organización temática del disco

Es posible garantizar el orden y la rápida localización de las fotografías archivadas, si se hace buen uso de la organización del disco rígido de la maquina, dividido en temas, áreas, fechas o dependencias, como si se tratara de un fichero de oficina convencional.

El éxito de la posterior búsqueda depende exclusivamente de ello.

Una vez establecidos los nombres de los directorios, se debe proceder a la asignación de un nombre del archivo adecuado, que vincule rápidamente la toma fotográfica y facilite, de este modo, la ubicación del material.

Liberación de espacio

Dada la cantidad de fotografías que se acumulan en el disco rígido después de realizar las pericias, es necesario proceder periódicamente a la liberación de espacio en el disco, copiando la información a otras unidades de almacenamiento y borrándolas del mismo.

Este acto se denomina backup (copia de seguridad o respaldo) y puede hacerse en distintas unidades de almacenamiento como disquetes, tapes, Cd's o Zip´s.

Esto permite por un lado, conservar las fotografías de un modo más estable (al resguardo de inconvenientes eléctricos que puedan dañar los archivos), y por el otro agilizar la máquina; lo que redunda en una optimización del funcionamiento de la labor policial.

Menor desperdicio de espacio en el ambiente

Ante la gran cantidad de material fotográfico, el tema del archivo y su posterior búsqueda es de suma importancia.

Para guardar 6500 fotografías en papel fotográfico con sus respectivos negativos, es necesario contar con una superficie libre en el ambiente considerable para colocar un fichero con gran cantidad de cajones del tamaño de las fotografías. Mientras que para almacenar 6500 fotos digitales (con un promedio de 100 kb por foto) se requiere sólo de un Cd.

Optima conservación

El mayor inconveniente respecto a la conservación de los negativos químicos, es la presencia de la humedad. Aquí, otra ventaja de la digitalización de imágenes, ya que al organizar el archivo en un Cd, se consigue una inmejorable protección contra este problema ambiental.

Una vez guardada la información en el Cd no existe forma de modificarla, ya que esta unidad funciona a modo de “sólo lectura”. Esto significa que se puede copiar un archivo del Cd a la máquina y modificarlo, pero nunca podrá esa modificación quedar plasmada dentro del Cd que contiene el resto de las pericias. (original/copia fiel) .

4. Costos operativos
En el análisis del empleo de la fotografía digital debemos también considerar sus costos operativos. Para ello, hemos realizado una experiencia que consistió en imprimir fotografías digitalizadas en el formato 9 x 12 cm en papel calidad fotográfico Epson A4, que permite introducir cuatro imágenes en la citada superficie hasta el consumo total de dos cartuchos (color y negro).

Como resultado pudimos comprobar que se necesitaron 10 horas para imprimir 184 fotografías con una impresora a chorro de tinta, marca Epson 600, consumiendo dicha operación 46 hojas de papel A4.

Tal labor resultó el equivalente al revelado de 5,1 rollos de 36 exposiciones cada uno. Con estos resultados realizamos un estudio comparativo entre le tiempo de trabajo y costos entre la fotografía digital y la convencional.

Conclusiones

Como conclusión entendemos que la fotografía digital resulta un complemento importante de la fotografía convencional, debido a su rapidez, definición, sencillez, efectos, versatilidad, autosuficiencia (por no necesitar del uso de laboratorio) y otras facilidades que brinda.

Entendiendo además, que no sería conveniente su uso exclusivo, en dependencias con gran volumen de trabajo debido a su mayor costo y tiempo de impresión. Sin embargo consideramos que puede ser una herramienta fundamental para aquellas, que tengan un mediano volumen.


Pericias Caligráficas 1999-2006 | Todos los derechos reservados |Powered by Cybertechno