Se recomienda una resolución de pantalla de 800 x 600 ip visitante: 54.145.148.103
 
Ud. esta en la sección : Directorio Principal |Biblioteca| Biblioteca
Historia del delito de Falsificación de Monedas en síntesis
 
 
Documento sin título

Historia del delito de Falsificación de Monedas en síntesis

EN LA REPUBLICA DE BOLIVIA

Concluida la larga Guerra de la Independencia y creada la República en 1825 surge la necesidad de establecer una nueva moneda mostrando la soberanía de Bolivia que antes constituía el Alto Perú.

El 17 de agosto de 1825, el primer gobierno dicta una ley para la acuñación de monedas de plata como de oro, pero esta disposición tardíamente se aplica a partir de 1827.

La moneda durante la república, tenia que ser la base y el crédito de la Nación y por ello se trataba de manejar este sector con cautela.

Venciendo problemas, en 1829 se dispone la acuñación de moneda feble. Gobernaba el país el Mariscal Andrés de Santa Cruz. No se proveyeron las consecuencias que acarrearía la circulación de una moneda devaluada.

Ingresando a la falsificación de monedas se puede decir que la primera (falsificación) se produce durante la presidencia del Mariscal Santa Cruz, ya que se dispuso una adulteración impuesta por las necesidades del momento y como un recurso documental, buscando mayor rentabilidad para atender los servicios administrativos que crecían constantemente.

El prestigioso mandatario en el Ministerio de Hacienda tenia como colaborador de confianza a un conocido ciudadano, José María Lara, que colaboraba en temas económicos. De otro lado, en la Casa de Moneda de Potosí trabajaba un respetable Escribano Don Leandro Ozio, quien había sugerido de buena fe y quizá como recurso fiscal efectuar una alteración en el circulante.

Ozio, en 1825 había presentado al presidente Antonio José de Sucre un proyecto al respecto pero no fue considerado.

El proyecto buscaba arbitrar recursos para las minas de Potosí que estuvieron abandonadas por la Guerra de la independencia. El gobierno de Santa Cruz la aprovecho, bien o mal, para promover los gastos de su administración. Ozio pretendía rebajar la ley de la moneda de 10 a 9 dineros y el Poder Ejecutivo dispuso bajar a 8 dineros, sin preveer en detalle sus consecuencias.

Se pusieron a la circulación pesos 16,446,642,9, en moneda antigua de 542 gramos de peso y 903 milésimos de ley; pesos 3,520.512 monedas febles de 271 gramos de peso y 666 milésimos de ley, hecho que si bien al comienzo creo expectativa, pero luego vinieron las repercusiones negativas.

Las monedas de plata tenían una ley de 10 dineros y 20 granos (903 milésimos): las de oro de 21 quilates, (875 milésimos).

Las monedas de oro, tenían estas características con la ley de 21 quilates (873 milésimos); medio doblón de 4 escudos; cuarto doblón de 2 escudos y un escudo.

Las monedas de plata con la ley de 10 dineros, 20 gramos (903) milésimos, poseían esta clasificación: peso de ocho reales; tostón de cuatro reales; tomín de dos reales; real y medio real.

El sistema monetario de Bolivia sufría modificaciones de acuerdo a la vida política que se caracterizaba por inestabilidad y golpes militares.

Durante el gobierno del Gral. Agustín Morales se dan esfuerzos para la fijación de la moneda feble, dentro de un sistema monetario establecido el 16 de febrero de 1871 mediante un Decreto se ordena la destrucción de los cuños y troqueles que llevaban las efigies del anterior mandatario Mariano Melgarejo y de su conocido Secretario Mariano Donato Muñoz.

Luego se determino dejar de acuñar la moneda feble debiendo resellarse solamente la que tuviese ley de 900 milésimos de peso y de 25 gramos.

Las modificaciones contenían estos aspectos.

1.- E1 tipo de la moneda legal, 25 gramos de peso y 900 milésimos de fino.

2.- La acuñación de moneda de 500.000 de 20, 10 centavos con 89 de tolerancia en el peso ponderal.

3.- Que mientras no se amortice la moneda feble circulante, no se acuñen otras monedas.

4.- Que la amortización se haría previo recuento y contra marca de la moneda.

5.- Que el gobierno, pediría al Legislativo, los fondos necesarios para este operativo.

E1 Poder Legislativo el 16 de noviembre de 1872, dispuso la conversión de la moneda feble atendiendo el pedido del Poder Ejecutivo.

Luego de esta primera conversión de la moneda feble, similar determinación se dio en el gobierno del Gral. Hilarion Daza años después.

La situación económica no se estabilizaba.

En octubre de 1875 el General Daza asesorado por su Ministro de Hacienda Manuel Ignacio Salvatierra, adopta medidas monetarias que se inclinan por la moneda feble.

Julio Benavides, en su libro "Historia de la Moneda en Bolivia" señala estos puntos:

— "La deuda de los empréstitos, tiene esclavizada por si sola a Bolivia por una indefinida serie de años".

— “Los contratos, inconsiderados de los ferrocarriles y otras empresas venían a elevar las cifras de nuestra deuda, en un asombroso grado: los ingresos fiscales estaban hipotecados, en su mayor parte y consumidos todos los que restaban”.

— El cáncer de la mala fe agravaba la situación y completaba el conflicto, el mal habría llegado a su ultimo grado, ello era incurable, la crisis en si se veía funesta".

Se pensaba que acuñando moneda feble se solucionaban los males de la débil economía nacional.

Posteriormente, la duplicidad del peso fuerte con la moneda feble, dio origen a un problema de graves consecuencias, porque irrumpió la moneda falsa que prolifero sin control, pese a las sanciones que se anunciaban para sus autores.

La circulación de la moneda falsa, fue tan alarmante que obligo a buscar mecanismos pare disminuir los efectos.

Los diferentes regímenes gubernamentales trataron de sancionar el delito de falsificación, pero no tenían éxito ni Melgarejo, Morales, Frias y Ballivian aunque estaban conscientes de que estos hechos constituían un verdadero peligro para la estabilidad del país.

Cuando se impuso la segunda conversión de la moneda feble las tentativas para ponerlas fuera de circulación igualmente resultaron vanas.

Los casos de falsificación de moneda en la República se presentaron a veces con sutileza y habilidad, pero finalmente fueron conocidos.

Entre 1843 y 1879 - un periodo de 36 años - se descubrieron hechos de falsificación como están consignados en un articulo del Director del Archivo Histórico de la Casa de Moneda Sr. Edgar Valda Martínez que titula
"La falsificación de monedas en el Potosí republicano, 1843-1879", publicado en la Revista "Historia y Cultura", No 17 de la Sociedad Boliviana de Historia en 1990.

En dicha nota, inicialmente se menciona un juicio seguido a Ambrosio Garcia el 21 de agosto de 1843 dando cuenta que el Intendente de Policía de Potosí Juan Elías hizo saber al Juez de Letras que María Velázquez y su hija Juana Garcia fueron puestas en la cárcel publica porque en poder de estas se han encontrado dos monedas falsas de cuatro reales cada una".

El proceso y sus consiguientes declaraciones son extensos.

En similares circunstancias se cite otro caso, el de Blas Sedillo que fue detenido el 15 de agosto de 1845; 1uego de un tal Anselmo Flores de 1847; en 1849 se presenta acusación contra Manuel Hermenegildo Herboso.

De 1874 data otra sindicación que involucra a Mariano Montalvo que tuvo que ser detenido por una "denuncia ignorante como autor, cómplice o circulador de monedas falsas". Lo más llamativo de este documento es que el Intendente de la ciudad ordena su "flagelación" sin averiguar los hechos.

Los intentos de falsificación, ocurridos en una ciudad como Potosí -con renombre universal en la amonedación- se podría decir que se originaron en la propia actividad intensa que se cumplió en la región al amparo de la inagotable plata del Cerro Rico.

Se vivía, tanto en la Colonia como en buena parte del periodo republicano el exorcismo del dinero que provenía del caudal argentífero de una montaña que asombro al mundo.

Las monedas rodaban a manos llenas y mucha gente no reparaba en su moralidad a fin de tener los talegos repletos de reales o pesos duros.

Recopilado por:
Jorge Sergio Martí
Calígrafo Público Nacional
jmarti@periciascaligraficas.com

PERICIAS CALIGRAFICAS
El Portal de los Peritos

info@periciascaligraficas.com
www.periciascaligraficas.com


Pericias Caligráficas 1999-2006 | Todos los derechos reservados |Powered by Cybertechno